La educación bilingüe en España

El aprendizaje de una lengua extranjera es un pilar de la educación primaria y secundaria en algunos países, pero no tiene tanta importancia en otros.  Vamos a hablar de los colegios bilingües en España.

Madrid, España

Existen muchas razones por las que un país no se enfoca en el estudio de lenguas extranjeras; puede ser que piensan que hay demasiada información para diseminar en la lengua materna sin añadir las dificultades de una segunda lengua o que ya hablan una lengua como el inglés que es muy útil en el mundo.

Estas personas creen que no tendrían problemas lingüísticos si se encontraran con una persona de otro país, porque es probable que la otra persona hable su lengua (en este caso, el inglés). En cualquier caso hay países de la segunda categoría, de los que no han tenido una historia de enseñar lenguas extranjeras, que quieren cambiar y crear ciudadanos con más concienciación global. Quieren que sus niños aprendan otro idioma, frecuentemente inglés, para que tengan mejores oportunidades de trabajo cuando crecen. España es uno de esos países.

Parte de un cártel de los niños de un colegio bilingüe en la Comunidad de Madrid para el día de la paz

Parte de un cártel de los niños de un colegio bilingüe en la Comunidad de Madrid para el día de la paz

El movimiento para la educación bilingüe empezó en España hace más de quince años, pero no se había desarrollado de forma más completa hasta unos años después (Aunión, 2013). En la comunidad de Madrid, por ejemplo, el Programa Bilingüe empezó en el año 2004. Para el año 2014-2015 había 335 colegios bilingües y 97 institutos bilingües en Madrid, y el número crece cada año, con un 40 por ciento de colegios en la comunidad dando programas en inglés actualmente. En estas escuelas al menos un tercio de las clases se enseña en inglés, con las clases de sociales naturales y sociales siempre en la lengua nueva (Comunidad de Madrid Consejería de Educación, Juventud y Deporte, 2014).

La enseñanza bilingüe tiene, como todo, sus aspectos positivos y negativos. Los que se oponen el esfuerzo de hacer el currículo bilingüe citan que los niños aprenden menos contenido cuando no está en español o dudan que los profesores españoles de inglés tengan un nivel adecuado para enseñar la lengua.

Por otra parte, es obvio que el bilingüismo ayuda a los niños de muchas maneras, como a hacerlos más competitivos para el mercado laboral globalizado y darles la habilidad de pensar de más perspectivas que la suya. De todas formas, la educación bilingüe no va a desaparecer en el futuro próximo y los niños pueden aprender inglés para sus futuros.


Jessica Schrader es una estudiante de Gestión de Educación Internacional en el Middlebury Institute of International Studies at Monterey en California, Estados Unidos. Trabajó como auxiliar de conversación de lengua inglesa en un colegio bilingüe en Getafe, Madrid durante los años 2013-2015 y ha visto directamente los aspectos positivos y negativos del programa tan en su colegio como en otras escuelas de la Comunidad de Madrid. Quiere que todos tengan la oportunidad de expandir sus conocimientos del mundo a través de una lengua extranjera.


Bibliografía
Aunión, J. A. (30 de September de 2013). Bilingües a la carrera. Recuperado el 1 de September de 2015, de El País: http://sociedad.elpais.com/sociedad/2013/09/29/actualidad/1380481430_145483.html

Comunidad de Madrid Consejería de Educación, Juventud y Deporte. (June de 2014). Guía del Auxiliar de Conversación. Recuperado el 1 de September de 2015, de Auxiliares de Conversación de la Comunidad de Madrid: http://www.educa2.madrid.org/web/educamadrid/principal/files/b205a2ee-682c-41da-b886-376593c987b9/GUIA%2014-15_espanol.pdf?t=1410179451311/GUIA%2014-15.espanol.pdf?t=1405944676582

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.