Ecoturismo en Chile

La abrumadora mayoría de ecoturismo en Chile ofrece oportunidades de viajar por excursiones guiadas a la selva.  Sin embargo, hay una amplia variedad de oportunidades rentables para la defensa de otras regiones, hasta el punto que defenderlas así desarrollaría la economías regionales tanto como las nacionales. Sin embargo, muchos recursos siguen a menudo ignorados ante el enfoque de las montañas de Patagonia.

El rol del océano en nuestro futuro humano es bien conocido.  ¿Así, por qué no disfrutamos más las experiencias de aprendizaje oceánico? Responder de manera completa requiere una mejor investigación.  Merece la pena explorar el impacto del turismo en cuanto a la polución del aire en las ciudades chilenas más grandes. La polución empeora cada año. Quizás se dirige el turismo a los lugares silvestres, los cuales son los sitios más aislados de la polución. Al contrario, los puertos chilenos amplios de las ciudades grandes fomentan mucha polución del aire.

También observamos que el turismo del mar se enfoca en el Sur de Chile.  Seguro que la presencia más amplia de las ballenas contribuye a tal enfoque regional. También la agricultura comercial por la costa central disminuye el turismo allá. Estas áreas de la costa fueron silvestres.  Es decir, fueron partes de la selva más grande del mundo. Muchos áreas tienen más arboles, pero no son parecidas de ninguna manera a los bosques vírgenes del pasado. Es decir que la deforestación dirigió el turismo a las partes al Sur y Norte del país. La agroindustria a gran escala y el envío comercial por exceso disminuyen la industria de ecoturismo del mar.  Merece atención este valor descuidado. Merece atención la destrucción. Sería sano considerar todos los costes al largo plazo si queremos aprovechar las ventajas de la destrucción ecológica y marina.

También merece la pena prestar atención a las oportunidades increíbles del turismo comunitario.  Sí, hay oportunidades del ecoturismo comunitario en Chile. Los ciudadanos chilenos podrían ofrecer experiencias verdaderas extranjeras a las turistas. Y a la inversa, los turistas ofrecen experiencias extranjeras y generan ingresos.

Tanto como el turismo del mar, el turismo comunitario nos exige prestar atención a su defensa para que podamos disfrutarlo. No sirve permitir una minería progresiva y rapaz y después pedirles a las turistas internacionales que vean el desastre donde vivían los nativos. Otra vez, Chile debe considerar todos los costes, tanto como los beneficios de cada ingreso. Apostar por la minería resultará en ello.  Igualmente dirigir el esfuerzo y la riqueza hasta inversiones en un país que celebra la comunidad resultará, con tiempo, en comunidades. Los dos crean valores deseados.  Por ende, los dos crean una economía vibrante. Pero uno es mucho más sano.

Screen Shot 2015-10-07 at 1.29.45 PMEstá foto alumbra la variedad de oportunidades ecoturísticas disponible pero no bien aprovechados. El Turismo Chileno debe ver otros oportunidades junto con el de Patagonia. (Red de Turismo Comunitario Trekaleyin)

El Chile es un país de recursos incompresibles. Los Chilenos tienen tanta diversidad de clima, gente, y recursos que cualquiera otra gente. También tienen ecoturismo mágico. Todo lo mismo, deben amplificarlo. Deben diversificarlo. Ojalá que les dejen, parte por parte, las industrias con una miopía muy alta, los cuáles se ponen en riesgo su riqueza sensible y su herencia.

 

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.