Acción para la sostenibilidad

El cambio climático es algo que mucha gente todavía no se da cuenta de que existe, pero la evidencia es abrumadora. En los Estados Unidos, se ha convertido en un asunto político bipartidista, a pesar de que es un fenómeno científico, y un peligro grave para todos en todas partes.

En la costa oeste, podemos ver que existe en la sequía, que se ha agravado por las emisiones de gases de efecto invernadero – los investigadores   del Lamont-Doherty Earth Observatory de Colombia University estiman que los gases se impactan alrededor de un 15-20%. Esta sequía no es de chiripa. De hecho, expertos dicen que por la década de 2060, habrá sequía permanente.CSIRO_ScienceImage_607_Effects_of_Drought_on_the_Soil

Entonces, es de la mayor importancia que continuemos trabajando para la conservación del agua en cualquier manera que sea posible. Podemos ayudar por el uso de agua gris, la preservación de agua en general (ducharse por menos tiempo, no deje correr el grifo, etcétera), e invertir en lavadoras de alta eficiencia que conservan alrededor de 25 galones de agua cada carga. Acciones pequeñas así quizás parecen insignificantes, pero, hay fuerza en números, y cada paso cuenta.

También, es fácil ver la manifestación del cambio climático en términos de los fenómenos marinos que están tomando lugar cerca del y dentro del condado de Monterey. Hay una ocurrencia científica que se llama el “blob” que está afectando el Océano Pacífico ahora mismo; el “blob” es una bolsa grande de agua caliente dentro del mar. Esta bolsa está viajando por el agua de la costa oeste, y al mismo tiempo afecta a una variedad de animales debajo del mar.

En julio de este año, agentes oficiales vieron 114 ballenas jorobadas en solamente una hora (que requiere un aviso marino a los botes) próximamente a las islas Farallon (cerca de la bahía de San Francisco). Es muy poco común ver tantas ballenas así. En cuanto de lo normal para la costa cerca de San Francisco especialmente, no es típico. La razón de que las ballenas vinieron tan cerca de la costa y en una cantidad tan grade fue que del “blob”. El agua calurosa se ha creado una concentración de boquerones y krill, de que consista la dieta natural de las ballenas jorobadas.

Aunque todos los cambios que están ocurriendo quizás no parecen peligrosos, estos efectos actúan en una cadena de que en suma, es grave a todos. Otro impacto del “blob” es la muerte en gran numero de las babosas del mar; estaban llegando en las playas de Santa Cruz este año. El aumento en la temperatura del agua los mató. Es obvio que eliminación de ciertas piezas en la cadena de vida marina tendrá un gran impacto en el futuro de nuestro costa.

De igual forma, el aumento en el nivel del mar por culpa del derretimiento de las capas de hielo es algo que seguramente sucederá en el futuro; por eso, necesitamos juntarnos como miembros de la comunidad costal, y hay que pensar en la sostenibilidad del futuro. Debemos abogar para la seguridad del océano, porque nos afecta muchísimo, debemos votar para los candidatos que tengan planes para un futuro sostenible, y siempre, necesitamos seguir propagando el mensaje a otros.

 

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.