El ayer y el hoy del VIH

La lucha contra el VIH ha sido difícil durante muchos años. Cuando el VIH llegó a la luz pública durante la década de los 80, fue estigmatizado. Era algo de lo que la gente tenía miedo y en general no se entendió bien por los médicos ni la gente que estaba infectada.  Se consideraba una sentencia de muerte. Durante las últimas décadas, la medicación y la comprensión del VIH/SIDA ha mejorado enormemente. Tanto es así que ahora se considera una enfermedad “crónica” manejable.

aids-159170Al principio, los medicamentos para el VIH tuvieron un efecto drástico en el cuerpo humano causando a muchos pacientes preferir la muerte a vivir con el dolor inducido por estos medicamentos “para salvar vidas”.

Ahora los pacientes pueden vivir sus vidas sin tantos problemas. El régimen de medicación se ha mejorado permitiendo a los pacientes en algunos casos sólo tomar una o dos pastillas diarias con efectos secundarios mínimos en lugar del “cóctel” de pastillas del pasado. Y sus efectos secundarios como náusea y vómitos.

Debido a estos avances, los pacientes pueden disfrutar de relaciones románticas, tener hijos y centrarse en lo que realmente les importa a ellos en lugar de estar siempre pensando en su enfermedad. El mejoramiento del sistema de cuidado de la salud y la investigación médica han hecho esto posible. Una de estas mejoras ha sido el Programa de Asistencia de Medicamentos para el SIDA o ADAP.

ADAP es un programa con fondos federales gratuitos que ayuda a los pacientes que son VIH positivo y tienen ingresos bajo el nivel de pobreza.  El programa permite que los pacientes reciban sus antirétrovirales y otros medicamentos relacionados con el tratamiento del VIH.

Cada estado administra el programa de manera un poco diferente, pero todos los fondos se distribuyen desde el gobierno de los Estados Unidos. También, con la implementación de Covered California y MediCal, los pacientes tanto documentados como indocumentados han sido capaces de recibir no sólo los medicamentos para el VIH sino también cualquier medicamento necesario para tratar otras enfermedades que puedan tener. Gracias a los avances en la medicina y la evolución del sistema de salud de Estados Unidos, los pacientes que viven con el VIH ahora puede vivir sin miedo.

Aunque sabemos más acerca del VIH y no causa tanto miedo como antes, todavía es un problema.  Los jóvenes hoy en día no piensan que es algo que pueden transmitir o que es algo que solo pasa a la gente apoyopositivopobre o a la gente que tiene mucho sexo con desconocidos.  La educación de nuestros jóvenes acerca del sexo es todavía más importante.  Tenemos que seguir hablando de este tema.  La lucha contra el VIH/ SIDA ha sido una batalla, pero se podría decir ahora que es una batalla que estamos ganando y ganaremos si educamos al mundo.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.