FOMO o MAPA. ¿Qué está perdiéndose de verdad?

Imagínese que está en su casa en un viernes por la noche y se siente cansado debido a una larga semana de trabajo. La única cosa en su mente es paz y tranquilidad. Entonces decide dormir temprano sin mirar su teléfono ni Facebook.  A la mañana siguiente, se despierta, el sol brilla, los pájaros cantan y se siente rejuvenecido y feliz. Va a mirar su teléfono celular cuando ve 10 llamadas perdidas y 20 mensajes de texto. “¿Dónde está?” “Se está perdiendo una fiesta increíble!”. Se conecta rápidamente en su cuenta de Facebook sólo para encontrar un montón de fotos de la noche anterior.  Las fotos muestran a sus amigos con sonrisas grandes y todos parecen estar disfrutando la vida al máximo.  De repente, sus sentimientos de felicidad y el rejuvenecimiento son reemplazados con ansiedad, celos e ira. ¿Le ha sucedido esto a usted? Si es así, es posible que usted haya sufrido FOMO (Fear of Missing Out) o miedo de perderse algo importante.

mapa_mofoEl diccionario Oxford define FOMO como “la ansiedad de que un evento emocionante o interesante pueda estar ocurriendo en otros lugares, a menudo provocada por los mensajes vistos en las redes sociales”.  Es un nuevo fenómeno que está tomando control de las vidas de los jóvenes y robándoles su felicidad. Un estudio reciente mostró que casi tres cuartas partes de los jóvenes informan que han sentido FOMO en un momento u otro, particularmente entre los varones. El estudio también encontró que este fenómeno afecta más a los jóvenes que a los mayores.  ¿Qué está causando esto?

La investigación muestra que la comunicación social desempeña un papel muy importante en la creación de FOMO en alguien. Los medios sociales han introducido muchas cosas positivas en nuestra sociedad. Se nos permite conectar más libremente con otras, de expresarnos, y aprender cosas nuevas. Por eso, las redes sociales como Facebook nos ayudan a crear una imagen que queremos proyectar al mundo. Podemos editarnos a “nosotros mismos” para ser felices, aventureros o inteligentes.

Dado que el uso de las redes sociales es tan integrado en la vida de los jóvenes, con algunos de ellos usando las redes sociales hasta 8-10 horas al día, es difícil combatir FOMO.  Como Paul Dolan, profesor de la Escuela de Economía de Londres, escribe en su libro “Happiness by Design: Change What You Do, Not How You Think” para determinar su felicidad tiene que decidir dónde poner su atención.

Los psicólogos norteamericanos Martin Seligman y Ed Diener encuestaron a 200 estudiantes universitarios en sus niveles de felicidad. Los resultados mostraron que los estudiantes que eran más felices no tienen experiencias más felices pero, en su lugar, optaron por enfocarse en lo positivo en lugar de lo negativo.

El FOMO nos afecta a todos.  Para combatirlo, tenemos que decidir dónde queremos enfocar nuestra atención.  Como dice Benjamin Franklin:“los celos son los que nos roban nuestra felicidad”.  Hay que poner atención en la vida presencial porque las redes sociales nunca nos muestran la historia completa.

Para leer más sobre este tema, lea este artículo académico sobre el FOMO en inglés. ¡Si Ud. no lo hace, es posible que se vaya a perder algo!

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.