Inmigrantes indocumentados en la universidad

Mucha gente en los Estados Unidos tienen retos que necesitan superar para ir a una universidad después de graduarse. Uno de los más comunes es el alto coste de la educación superior. Es un problema y por eso hay ayuda financiera del gobierno y becas que alivian la carga. Pero hay un grupo de jóvenes que el sistema de enseñanza superior ha olvidado. Para los inmigrantes indocumentados, es casi imposible obtener ayuda financiera para asistir a una universidad en los Estados Unidos.

Según un artículo del Center for American Progress, hay casi 80.000 jóvenes indocumentados en los EEUU que cumplen 18 años cada año. De este grupo, 65.000 se gradúan del colegio. Pero no pueden recibir ayuda financiera del gobierno y en muchos casos no pueden pagar la matrícula para los estudiantes dentro del estado tampoco. Los estudiantes indocumentados suelen sufrir la pobreza con dos veces más frecuencia que los estudiantes con padres de EEUU. Debido a estos desafíos es muy difícil asistir a una universidad y quedarse allá para obtener un título.

Necesitamos dedicar más tiempo y más recursos a este tema. En los EEUU todos los estudiantes, incluyendo los estudiantes indocumentados, pueden asistir a escuela primaria y secundaria. ¿Por qué que no hay oportunidades para este grupo de estudiantes cuando alcanzan un nivel de educación más alta?

En 2015, el Presidente Barack Obama anunció el programa America’s College Promise, que quiere ofrecer matrícula gratis en las universidades comunitarias. El Center for American Progress también tiene un programa que se llama College for All. Los dos programas son ejemplos de los esfuerzos para asegurar enseñanza superior para todos los estudiantes. Pero hoy en día, con un presidente nuevo al que no le gustan los inmigrantes indocumentados, es necesario que la gente no olvide las poblaciones vulnerables que necesitan más apoyo para tener éxito en nuestra país. Ahora más que nunca.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.