Mamá a los 16 años

Un embarazo no planificado es un problema social en los Estados Unidos, pero la buena noticia es que está disminuyendo cada año. Según el Center of Disease Control, en el año 1990 habían 521,626 nacimientos de mujeres entre 15 a 19 años. En 2011, este numero se redujo a 249,078 nacimientos. Aunque se puede ver un gran diferencia entre 1900 y 2011 en el numero de nacimientos, el embarazo no planificado puede tener un impacto negativo en la adolescente y su familia, no sólo en la sociedad.


En efecto, un embarazo inesperado puede tener un efecto negativo en la educación de las adolescentes. Hay más probabilidad que estas jóvenes vayan sacar malas notas y abandonar sus estudios. Una de cada tres madres adolescentes reciben una diploma de secundaria y menos del 2 por ciento de madres adolescentes terminan la universidad. Dado que estas madres no tienen educación propia, no encuentran trabajos que paguen bien y aumenta el riesgo a entrar en pobreza. Según el Washington Post, el 80 por ciento de las madres tiene que depender de las prestaciones sociales para apoyar a su bebé y a sí mismas.

Los que pagan impuestos, pagan por estas madres adolescentes. Cada año entre 7 y 9 billones de dólares son destinados al cuidado de la salud, cuidado temporal y otros gastos relacionados con la tierna infancia. Las madres adolescentes no tiene que pagar impuestos y el gobierno pierde un gran cantidad de ingresos públicos por eso. Aunque estas madres necesitan estos servicios, la cantidad de dinero gastando en los embarazos adolescentes es sorprendente.

Además, los embarazos adolescentes pueden tener efectos negativos en sus niños. Los estudios muestran que niños de madres adolescentes puede tener más problemas porque el cuerpo de la madre no está tan desarrollado como una mujer.

Aunque el embarazo adolescente ha disminuido, sigue existiendo en todo el mundo. Tenemos que crear más programas que enseñen cómo evitar un embarazo y los impactos negativos del embarazo adolescente.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.