Zeta Acosta: El olvidado líder del movimiento chicano

Todos conocemos al líder más famoso del movimiento chicano, Cesar Chávez. Sin embargo, olvidamos que había otros líderes importantes que sacrificaron sus vidas por la gente sin voz. Oscar Zeta Acosta era uno de esos grandes líderes.

Nacido en el año 1935, Acosta era un abogado, político, escritor y activista en el movimiento chicano. Él escribió Autobiografía del Búfalo Café  y otros libros y novelas revolucionarias basadas en California. Zeta Acosta nació en California y fue el primer miembro de su familia en asistir a la universidad. Se graduó de la Escuela del Derecho de San Francisco y empezó a trabajar como abogado activista después de unirse al movimiento chicano.

Zeta Acosta defendió a chicanos revolucionarios como el caso de Carlos Filafasofa, activista de los Brown Berets, otro movimiento que luchó para los derechos civiles de los chicanos. Los Brown Berets fueron considerados por la policía como un grupo terrorista más peligroso que los Black Panthers. De hecho, esos dos movimientos se apoyaron el uno al otro durante esta época de rebelión.

Fue reconocido por apoyar a la gente marginalizada en los barrios pobres de Los Ángeles y otras partes de California. Tenía una mala reputación con las oficiales de la ley ya que tenía bastante éxito como abogado de activistas chicanos.

Más adelante en su carrera, Acosta fue un candidato para el puesto de sheriff del condado de California en 1970 y ¡casi ganó la elección! Acosta fue muy querido por todos los miembros del movimiento chicano porque era su “defensor” en los tribunales.

Pero lo más interesante es el misterio de su desaparición. En el año 1974 Acosta desapareció cuando estaba viajando a México. Nunca encontraron su cuerpo. Algunos miembros del movimiento chicano creen que Acosta fue asesinado por uno de sus oponentes. Otros sostienen que fue una conspiración por la policía.  Fue honorado en su funeral como uno de los grandes fundadores del movimiento chicano.

Oscar Acosta y otros dieron su vida para proteger a los marginalizados de su tiempo. El movimiento chicano fue el primer movimiento masivo en los Estados Unidos defendiendo los derechos civiles de los hispanos y luchando contra el racismo. Este movimiento no hubiera sido posible sin la gestión, la dirección y el esfuerzo de esos líderes. Acosta fue un líder distinto porque luchó directamente por los derechos civiles de los chicanos como un abogado.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.