Cubalibre. ¿El trago más político del mundo?

El ron cola, el cóctel conocido como “cubalibre” en muchas partes del mundo, tiene una historia muy interesante… y muy política.

Sus orígenes son inciertos, pero lo que sabemos es que “¡Cuba Libre!” comenzó como un grito de libertad que dijeron los patriotas cubanos que luchaban en contra la independencia española.  En 1898 el barco USS Maine fue hundido en un puerto cubano, durante la Guerra entre España y Estados Unidos.  Este evento llevó a muchos soldados americanos a Cuba para pelear contra los españoles para la independencia de la isla.  Esta entrada de estadounidenses trajo algunas costumbres y empresas norteamericanas, incluso la Coca-Cola. De hecho, Cuba fue uno de los primeros países fuera de Estados Unidos en embotellar el refresco.

Como dice la leyenda, mientras celebraban la victoria de Cuba en una bar que se llamaba The American Bar de La Habana, un capitán del ejército de Estados Unidos decidió combinar su ron cubano con Coca-Cola y un chorrito de lima, despertando el interés entre otros clientes del bar.

Pronto todo el bar estaba bebiendo esta nueva y tentadora combinación. El capitán propuso un brindis: “¡Por una Cuba Libre!”. El nombre tuvo éxito y se puso de moda. Las dos bebidas son símbolos de los dos países, y la mezcla intentó representar el inicio del “libertad” en Cuba.

Sin embargo, es cierto que el nombre es un poco irónico por unos razones. Por un lado,  en este tiempo el gobierno de Cuba ha tenido muchos dictadores en su historia, como Fulgencio Batista, quien representaba los intereses norteamericanos.  Por otra parte, la yuxtaposición de los nombres es irónica porque la historia entre los países sugiere que relaciones entre los dos es casi imposible.

 

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.