Migrantes: las nuevas víctimas de las noticias falsas

La propagación de noticias falsas sobre inmigrantes no es algo nuevo. La novedad es lo rápido que se propagan en las redes sociales, como vemos en Latinoamérica.

En Europa, hemos visto noticias falsas sobre los migrantes sirios que inundan las fronteras de los países europeos por la noche. Sin embargo, junto con esta ola masiva de gente y esta corriente de desinformación, también vemos porqué esto está ocurriendo: simplemente, son refugiados que huyen para sobrevivir.

Las imágenes de los cuerpos muertos en las balsas o de las mujeres llevando a sus niños y caminando nos dejaron con un sentimiento de remordimiento. Al mismo tiempo, había otras noticias que mostraron los sentimientos verdaderos de algunos que no estaban de acuerdo con la migración.

Las noticias falsas en Europa, hechas por ciudadanos europeos, contra los refugiados sirios ganaron atención por su estilo ridículo y por el objetivo de rechazar a los refugiados. Los creadores de las noticias falsas usaron diferentes medios para difundir sus mensajes y tuvieron mucho éxito ya que la desinformación se propaga con mayor rapidez que la información.

Desafortunadamente, está pasando lo mismo en Sudamérica con los migrantes venezolanos en los países de Colombia, Perú y Brasil.

Los ciudadanos en contra de la migración en masa han creado y difundido noticias falsas para disuadir al resto de su país de aceptar a los refugiados. Han creado mentiras tan ridículas como llamarlos “robamaridos” y tan peligrosas como decir que el “70% de venezolanas llegaron a Lima con VIH“.

El ataque a las personas vulnerables no es un fenómeno nuevo. Sin embargo no debe ser tratado como un caso normal. Como podemos ver, las noticias falsas tienen el poder de influir cómo vemos las cosas e impactar la mera supervivencia de seres humanos. De este modo, es nuestra responsabilidad estar más atentos a esta influencia y chequear la verdad detrás de las palabras.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.