Pederastia en la Iglesia Católica

Historias siniestras en el seno de la iglesia: son tantos los relatos de abusos sexuales cometidos a lo largo de la historia que parecen salidos de las mentes más fantasiosas y perversas. Parecería una campaña satánica con el fin de desprestigiar a la Iglesia católica.  Actualmente el Vaticano y el Papa Francisco afrontan los actos repudiables cometidos por sacerdotes y miembros de la iglesia hacia criaturas inocentes.

El pasado agosto millares de familiares y víctimas de abuso sexual en la capital de Chile protestaron frente a la Catedral, exigiendo justicia y mano dura contra los culpables. Le pidieron a la iglesia que no se calle más este tipo de abusos. Y hablaron de las victimas que no se atreven a salir a la luz por distintos motivos como el miedo, la vergüenza o por la repercusión de estos actos.

La fiscalía tomó cartas en el asunto realizando el allanamiento de las oficinas de la iglesia en Santiago de Chile, en busca pruebas e información. El arzobispo de Santiago, Ricardo Ezzati, acusado de encubrimiento, será llamado para declarar sobre los presuntos delitos cometidos por sacerdotes de su diócesis.

Por otro lado, sigue la vergüenza a nivel mundial que tiene que afrontar la Iglesia Católica. Este mes, en Estados Unidos, el Papa Francisco se reunió con la cúpula de la conferencia episcopal norteamericana para revisar la situación de abusos sexuales cometidos en este país. Se sabe que entre los años 1950 y 2013 hubieron más de 17.000 víctimas a manos de, al menos, 6.400 clérigos. Estas cifras alarmantes llegaron al límite en el estado de Pensilvania cuando la Corte Suprema de este país hizo un estudio exhaustivo a lo largo de 18 meses. La investigación reveló más de 300 casos de abusos sexuales cometido por parte del clero en estos últimos tiempos.

El Papa Francisco ha tomado medidas sobre el asunto, separando de sus cargos y expulsando a los sospechosos que fueron hallados culpables. Sin embargo, esto no es suficiente para las victimas. Lo que realmente se debería de hacer es tomar medidas legales en cada país que apoyen y protejan a las víctimas para desmantelar los encubrimientos y condenar a los pederastas.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.