La desinformación en Venezuela: una nueva amenaza

El país de Venezuela experimenta mucho caos estos días y la situación económica es solo un parte de ese caos. Otro factor que contribuye a esta turbulencia que sienten los venezolanos son las noticias falsas que corren como la pólvora.

En el contexto de Venezuela, las noticias son aún más peligrosas por el ambiente en el cual existen. Como sabemos, el país está en desorden y se ha desbordado a los países vecinos. Para los que todavía viven en el país, tienen que vivir con otra amenaza: la desinformación.

Para comunicarse entre ellos e informarse sobre el estado del país, numerosos venezolanos usan las redes sociales, como Facebook y Twitter. En algunos casos, se usan para reunirse y saber de la próxima manifestación. Sin embargo, este proceso ya no puede ser confiado por el abuso de las noticias falsas en el sistema de información. 

Como resultado de los disturbios civiles que penetran por toda la sociedad, los sistemas y estructuras en lugar también han entrado en una situación de caos. Estos sistemas, que han sido creados para estabilizar a la sociedad y crear orden, son incapaces de funcionar, lo cual deja a la población sin defensa y protección de la desinformación. En el caso de las noticias falsas en Venezuela, los creadores de estos bulos están aprovechándose de la situación para engañar y crear más confusión. En Venezuela, probablemente más que en otros sitios, resulta peligrosamente fácil consumir estos bulos, sin saber cómo diferenciar la verdad de la mentira.

Este estado de desorden y confusión no es sostenible para una nación entera; tampoco ayudará con la reconstrucción del país después. Entonces, hay pasos que se pueden tomar para mejorar la situación. Para los venezolanos y otros que están en mitad de este caos informativo, es crucial evaluar todo lo que ven y escuchan y después, actuar en una manera informada. Estos pasos sencillos pueden prevenir más caos y salvar el futuro del país.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.