La burbuja del Desarrollo Internacional en Monterey

Un gran porcentaje de las estudiantes del Middlebury Institute of International Studies en Monterey son estudiantes del programa de desarrollo internacional. Estas estudiantes vienen de todas partes del mundo a estudiar y estar más informado sobre los temas relacionados con el mundo internacional.

Lo más irónico es que mientras estamos aprendiendo cómo arreglar todas las problemas más grandes del mundo, existen pobreza, violencia y traficadas menos de 15 minutos hacia el este.

www.westernfarmpress.comNecesitamos un cambio enorme enfocándo en las clases para informarnos, con su teoría y ejemplos del mundo real, pero con las comunidades circundantes como lugares a implementar proyectos de impacto.

Con 76.000 personas trabajando en la agricultura en el condado de Monterey, un mercado que contribuye a más de 8 mil millones de dólares a la economía local, todo parece bien desde afuera. Aunque estas cifras sugieren que hay unas oportunidades de vivir el sueño americano, la realidad es que muchos de estos trabajadores no viven las mismas vidas como nosotros; vidas que tienen el apoyo financiero del gobierno, la seguridad y la protección del estado y la libertad a aprender, comer y hacer lo que queremos.

Sin embargo, en vez de una ciudad como Salinas o Soledad, queremos trabajar en un sitio rural de Bolivia o la selva en la República Democrática del Congo. Greenfield o King City, no, pero Buenaventura, Colombia o Katmandú, Nepal, sí. Obviamente, estos sitios extranjeros necesitan ayuda también, y el mejor tipo de ayuda como la que viene de las instituciones como MIIS donde hay profesores y profesionales de desarrollo conocidos por todo el mundo.

Pero seguramente hemos perdido unas oportunidades claves para mejorar la calidad de vida de nuestros vecinos, ¿no?sites.miis.edu

Quiero que tomemos un paso más y decir que tenemos una responsabilidad de contribuir en estos lugares.

En muchas instancias, uno de los obstáculos más difíciles de superar es el de lenguaje.

¿Cómo vamos a tener un impacto cuando no podemos comunicar? Afortunadamente, somos muchos los que estudiamos español, y podemos intentar a cerrar la brecha grande.

Ya estamos empezando a ver un énfasis en estas comunidades por algunas estudiantes: Un ejemplo inspirador es la estudiante April Danyluk. Estudiando Administración Pública y Gestión Educativa Internacional, April desarrolló una idea en combinación con el profesor Gabriel Guillén de MIIS y han creado el programa Tandem, que funciona como un intercambio de lenguaje (español e inglés) entre un grupo de mujeres de Soledad y algunas estudiantes de MIIS.

El programa promueve el aprendizaje de ambos estudiantes y las mujeres, que son miembros de Mujeres en Acción. Mediante este intercambio de conocimientos, April está aplicando lo que aprendió en sus clases y ella está practicando su español, mientras que las mujeres involucradas están empoderándose a sí mismas con una nueva habilidad.

Con el movimiento hacia un enfoque local, con todos los problemas que existen, vamos a ver un aumento en la reputación de MIIS en términos de su impacto local, al mismo tiempo acercándonos y las comunidades de que hemos discutido. Quizás más importantes para las estudiantes de MIIS, vamos a ver más personas que entran el mundo profesional, trabajando en desarrollo de una forma u otra, más preparadas, gracias a su práctica con la gente fuera de nuestra burbuja. Tenemos que presionar la administración de MIIS para fomentar esta relación.

¡Reciban este mensaje como una llamada de atención! Intenten ser el mejor profesional de desarrollo posible, mientras ayuden a los que están en necesidad. Lo llamo la teoría “Primero local, después internacional”.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.