¿Cómo se mantendrá el dinero en movimiento?

Fuente anónima
Una colaboración especial para Onda Global

Según el Banco Mundial, más de 250 millones de personas (3,4 % de población global) viven afuera de sus países de nacimiento.  De ellos,  aproximadamente 235 millones son emigrantes internacionales.   Buscan una vida mejor, pero todavía quieren cuidar de los que se  quedan atrás.  ¿Cómo enviarías dinero a tu familia si los bancos no te ayudaran?


En 2015, más de  431.000 millones de dólares  de las remesas fluyeron hacía los países en desarrollo. Actualmente, los emigrantes envían dinero a través de  bancos, proveedores de servicios de remesas (como Western Union), o Hawala (sistemas informales sin usar instituciones financieras).  Sin embargo, cada vez más, los bancos internacionales se  están retirando de algunos países o negándose  a facilitar transferencias como intermediarios para proveedores de servicios de remesas.

Como consecuencia, es muy difícil, caro o casi imposible enviar dinero a unos países.  Por ejemplo, ahora mensajeros de efectivo están volando desde Minneapolis a Dubai muchas veces cada semana con mochilas llenas de millones de dólares para enviar dinero a Somalia. En Latinoamérica, países como Panamá, El Salvador, Honduras, Guatemala, Perú y aún México se enfrentan a estados de incertidumbre debido a las cuentas cerradas de bancos corresponsales de los proveedores de servicios de remesas.

Los bancos dicen que este “de-risking”, o la reducción de riesgos, es necesario porque ya no pueden lidiar con los riesgos del lavado del dinero, financiamiento del terrorismo u otros delitos financieros en estos países y no confían en sus socios locales.  Ellos explican que necesitan limitar la exposición de estos riesgos para evitar multas de gran envergadura de leyes contra lavado del dinero y financiamiento del terrorismo.

Los críticos creen que los bancos están escondiendo decisiones financieras detrás de quejas de regulación excesiva.

En todo caso, los pobres esperan formas alternativas para enviar dinero a casa sin mochilas voladoras…

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.