¿Es fácil escoger una vida más ética?

Según el USDA, las granjas de los Estados Unidos mataron a unas 28.752 mil millones de vacas en el año 2015.  La ciencia nos informa que los animales pueden sentir dolor y tienen emociones que se pueden comparar a los seres humanos. No es necesario que matemos tantos animales cada año pero nuestro demanda por su carne, sus huevos y leche lo hace inevitable. El veganismo es una solución a este problema. 

Es difícil luchar políticamente en contra de los negocios que matan a los animales pero cada uno de nosotros podemos alternar nuestra dieta. Si no creamos una demanda para productos de animales, los negocios venderán menos carne y matarán menos. A mucha gente le parece extremo tener una dieta sin productos de animales, pero es algo fácil y saludable. Los retos más grandes de tener una vida vegana son el miedo al cambio y el miedo al esfuerzo personal que requerirá este cambio.

Lo cierto es que hay muchos estereotipos sobre el veganismo y el más común se relaciona con la dificultad de obtener todos los nutrientes requeridos para una dieta saludable. Este estereotipo está causado por una falta de información. Es muy fácil comer una dieta vegana con todos los nutrientes que necesita.

La vitamina B12 es uno de los nutrientes más difícil de obtener, pero es generada por bacterias que viven en la tierra. Tradicionalmente los animales comieron esas bacterias cuando comieron hierbas, pero hoy en día los ganaderos proveen un aditivo alimenticio que contiene B12. Hoy, casi nadie recibe su B12 en una manera natural. Los veganos tienen un nivel más bajo de cáncer, infarto, y apoplejía que lo demás del población. A pesar de los estereotipos,  el veganismo es una tendencia creciente en los Estados Unidos y ofrece un opción para vivir sin causar daño a los animales.

Por eso, me gustaría ver un grupo de restaurantes veganos que ofrecen comida saludable y deliciosa. Un restaurante puede exponer más personas a una dieta y filosofía vegana. Con este experiencia, estas personas pueden ver que los estereotipos y sus miedos sobre el veganismo no tienen fundamento. Los clientes del restaurante pueden aprender sobre los alimentos veganos y cambiar su vida para reflejar su nuevo interés. Incluso si no escogen vivir de forma puramente vegana, cada comida que escogen que no requiera la matanza de un animal reduce la demanda de su carne, de su leche y de sus huevos.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.