Empatía en el sector agrícola: El caso de Barnana

Barnana fue fundado en Santa Monica, California en 2010, pero su historia empezó en 1981 en las plantaciones de plátanos en Brasil. El padre del fundador de Barnana era un agricultor de plátanos en Brasil. Él inventó una manera de preservar los plátanos pequeños y feos por el poder del sol para producir plátanos deshidratados. En 2010 el fundador, Caue, decidió usar la invención de su padre para ayudar a los campesinos de Latinoamérica y mitigar la perdida de alimentos en la cultivación de plátanos. Caue desarrollo empatía con los campesinos de Brasil por su relación familiar y su experiencia e interacciones con ellos.

Nik Ingersoll, el Director de Marketing de Barnana, me explicó que por dos años después de la formación de Barnana la empresa investigó fuentes de plátanos posibles en diferentes regiones de Latinoamérica. Los fundadores aprendieron que los brasileños comen la mayoría de los plátanos que se cultivan y no los exportan.

Por eso Barnana estableció su fuente de productos en Ecuador. Nik me dijo que, para verdaderamente conocer los asuntos y deseos de los agricultores en Latinoamérica, es necesario trabajar y hablar con ellos, y aprender las presiones a sus formas de vidas.

Para desarrollar empatía con un grupo y entender su perspectiva y asuntos específicos es esencial comunicar e interactuar con ellos en una forma personal y en su comunidad. Hay muchas similitudes entre las presiones que tienen los agricultores de plátanos en Ecuador y Brasil, y los agricultores orgánicos en California Central. Para fomentar la empatía en nuestro programa con los agricultores de Bahía de Monterey tenemos que trabajar, interactuar y entender los costumbres, asuntos y perspectivas culturales de las comunidades.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.