Criminales y terroristas: Una convergencia radical

La convergencia de las organizaciones criminales y terroristas no es un concepto nuevo; lamentablemente, es un tema que ha sido ignorado por demasiado tiempo.

Hay muchos niveles de convergencia, ya sea para el tráfico y el contrabando de mercancías, aprender nuevas habilidades o  incluso aprovechar las redes existentes. Una comparación que puede ayudar a comprender las capacidades híbridas de organizaciones es una fusión empresarial. Cuando dos empresas que operan en diferentes ubicaciones y campos se juntan, su convergencia mejora sus capacidades globales y llegan a una mayor audiencia. La clave para evitar el fracaso es mantener y utilizar sólo una ideología.

Las prisiones en Europa son un terreno fértil para los islamistas por la radicalización. Este cambio ideológico es el primer paso hacia el desarrollo de organizaciones híbridas y crear un imperio del miedo a la violencia indiscriminada. Tras los acontecimientos del 11 de septiembre, de 2011 a septiembre de 2014, el uno por ciento de los prisioneros musulmanes eran terroristas convictos. Estos prisioneros, a través de la radicalización, crean un sentido de camaradería. Las ideas son una poderosa herramienta para el reclutamiento. Los que radicalizan a otros saben cuáles son las debilidades sociales de los personas para atacar y se aprovechan de ellas. Pero la radicalización es sólo parte de la ecuación. La otra parte consiste en conectarse a las redes en las que operan estos nuevos reclutas.

El Centro en Religión y Geopolítica relató que al menos el treinta por ciento de terroristas condenados en el Reino Unido entre 2001 y 2010 es conversos del Islam creados dentro del sistema carcelario. En 2014, un ciudadano alemán fue condenado por la lucha junto a ISIS en Siria. El principio clave dentro de los gobierno europeos es la separación entre la iglesia y el estado. Los extremistas islámicos usan esta ideología gubernamental como un instrumento de reclutamiento para expresar cómo están siendo oprimidos.

Por lo general, hay preocupaciones sociales por los presos dentro del sistema penitenciario europeo. Cuando se agrega en la radicalización islámica, es como cocinar con una olla a presión con una tapa insegura. Va a explotar…

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.