El misterio de la traducción automática neural

Para empezar, sería una buena idea explicar qué es la traducción automática neural. Pero, primero es necesario saber que la traducción automática es un tipo de tecnología que convierte un texto automáticamente de un lenguaje a otro. La traducción automática neural es una extensión de esto.

La diferencia entre los dos es que la traducción neural produce traducciones más precisas en menos tiempo. Además, usa técnicas de aprendizaje para enseñar cómo traducir por medio de información que ya existe. Logra hacerlo porque el modelo está basado en el cerebro de los seres humanos: manda información a capas diferentes para procesarla antes de enviarla.

En particular, la traducción neural es un enfoque de la traducción automática que aplica una red neuronal artificial para predecir la probabilidad de una secuencia de palabras o una oración completa. En vez de tener componentes separados, como la traducción automática, esta forma de traducción funciona cohesivamente para maximizar su rendimiento. Usa un modelo de secuencia única que produce una palabra a la vez. Para explicar el proceso en términos simples, una red neuronal (el codificador) procesa una oración de la fuente original para otra red (el decodificador). La segunda red neuronal predice las palabras en el lenguaje del destino. Este proceso es diferente de los modelos basados en frases por el método y demuestra que su precisión y velocidad es comparable. Hay algunos que dicen que la traducción automática neural reduce el trabajo posterior de editar por 25%.

Representación del modelo de codificador-decodificador

Aunque la mayoría de gente no sabe mucho de este tipo de traducción, algunos lo usan frecuentemente. Una de las máquinas de traducción más populares en el mundo es Google Translate y usa la traducción automática neural de Google para aumentar su fluidez y precisión. El sistema aplica un conjunto de datos para entrenar sus algoritmos y con tiempo el sistema aprende y crea traducciones mejores y más naturales. Google Translate tiene la capacidad de procesar zero-shot traducciones, un ejemplo es una traducción de un texto en francés al español. Se llama así porque es una traducción directa, en otras palabras, se traduce da un lenguaje directamente al otro. Anteriormente, el sistema traducía el lenguaje inicial al inglés y después lo traducía al lenguaje del destino.

Todavía, esta tecnología no puede traducir un texto completo, solo puede producir una secuencia de oraciones. Pero no deja de ser interesante. La traducción automática neural tiene una capacidad extraordinaria y es fascinante ver lo que ha logrado, gracias a los avances en la tecnología.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.