El precio del agua

Aún continúa la lucha sobre la posesión pública del agua en el condado de Monterey.

En noviembre del 2018 la campaña de Agua Pública Ahora celebró haber ganado la mayoría de votos en la Medida J. La medida autoriza que el Distrito de Gestión del Agua de la Península de Monterey (MPWMD en inglés) redacte un estudio de viabilidad para comprobar si la posesión pública del sistema de agua es factible.

Si es factible, se comprará el sistema de agua de los propietarios actuales, California American Water o Cal Am. La empresa Cal Am ha controlado el sistema de agua de Monterey por aproximadamente 50 años.

La campaña Agua Publica Ahora comenzó su lucha en 2014 cuando consiguió incluir la Medida O en las elecciones locales de Monterey. La Medido O era igual a la Medida J pero fracasó por falta del apoyo electoral. El público confiaba en Cal Am y pensaba que cambiar a un sistema de gestión pública sería una pérdida de dinero y tiempo. Sin embargo, ese año Cal Am había invertido alrededor de 2.4 millones de dólares en su campaña contra Agua Publica Ahora, subrayando que la idea podría ser perjudicial en el futuro.

El apoyo y la confianza en la empresa disminuyó dramáticamente en los años siguientes. Entre 2015 y 2017 el coste del agua aumentó un 60% a pesar de que los residentes usaban menos agua cada año. Los residentes tampoco estaban contentos con que no se desarrollaran nuevas fuentes de agua mientras Cal Am continuaba bombeando un exceso de agua del río de Carmel.

Y probablemente la gota que derramó el vaso fueron los resultados de un estudio publicado por Food and Water Watch. El estudio descubrió que el precio del agua del condado de Monterey era el más caro en la nación. Así que, cuando se introdujo la Medida J nuevamente en 2017, el apoyo creció considerablemente.

Cal Am utilizó 3 millones de dólares en su campaña de publicidad para restaurar su imagen y la confianza del condado, en 2018. Por su parte, Agua Publica Ahora contó con 160.000 dolares para su campaña de publicidad. Además, todas las personas que trabajaron para esta iniciativa fueron voluntarios, lo cual fue la clave del éxito.

Agua Publica Ahora ha ganado esta batalla pero la guerra continúa. El camino hacia la posesión publica será larga. Es estimado que la redacción y ejecución del estudio de viabilidad durara años. Y si se encuentra factible, MPWMD tendrá que negociar con Cal Am para averiguar el precio del sistema. Sin mencionar que Cal Am dice que no tiene intenciones de vender el sistema de agua. Si Cal Am rechaza aceptar un acuerdo, MPWMD tendrá que llevar a Cal Am a la corte. Allí un juez determinará un precio justo del sistema de agua y obligará a Cal Am a venderlo.

El proceso requiere de una gran cantidad de tiempo, esfuerzo, recursos y dinero, para que el agua pase a manos públicas. Los partidarios de Agua Publica Ahora creen que el esfuerzo valdrá la pena.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.