Crimen y castigo. ¿A quién sirven las cámaras automatizadas en las intersecciones de trafico?

El Departamento de Policía de Salinas anunció que añadirá cámaras automatizadas al fin del mes en cuatro intersecciones de tráfico para multar a automovilistas que se pasen un semáforo en rojo. Las cámaras son la ultima estrategia que el Departamento de Policía de Salinas intenta para combatir el auge en accidentes automovilísticos en la ciudad. Por desgracia, las cámaras automatizadas no son necesariamente eficaces.

Estado policial: la ciudad de Salinas añadirá cámaras automatizadas en cuatro intersecciones de trafico.

Las cámaras automatizadas funcionan de manera simple: cada vez que un automovilista se pasa un semáforo en rojo la cámara automatizada se activa, capturando fotos del automovilista y sus placas. El automovilista recibe una multa por correo después de que la ciudad lo identifique utilizando sus placas y información del Departamento de Vehículos y Motores. La ventaja de las cámaras automatizadas es que permiten a la policía aplicar las leyes de trafico sin tener que asignar a una patrulla para vigilar las calles.

¿Duro contra el crimen o contra la gente?

Aunque el Departamento de Policía de Salinas asegura que las cámaras automatizadas reducirán el numero de accidentes automovilísticos al promover mejores hábitos de conducir, ciertos académicos han criticado fuertemente las estrategias como las multas de estacionamiento, las cámaras automatizadas, el sistema de encarcelamiento y el sistema de justicia estadounidense en su conjunto.

En su libro ¿Se han vuelto obsoletas las prisiones? Angela Davis exige que el público estadounidense abandone la idea de que el sistema de justicia estadounidense esté basado en crímenes y castigos.

Una de las voces más prominentes de la oposición a las practicas policiales es Angela Davis, quien han urgido al publico a cuestionar el vínculo entre crimen y castigo en las prácticas policiales. En su libro ¿Se han vuelto obsoletas las prisiones? (Are Prisons Obsolete?) la icono del activismo estadounidense llama la atención a la proliferación de cárceles en los Estados Unidos. En particular, Davis exige que el publico estadounidense rechace las ideologías duras contra el crimen —es decir, las ideologías de cero tolerancias hacia crímenes pequeños— que fueron popularizadas por el presidente Ronald Reagan en los años 80.

Davis lamenta que el público estadounidense aceptó sin critica la conexión entre el auge de encarcelamiento y la seguridad pública. Según Davis, lo único que las tácticas duras contra el crimen de los años 80 logró fue destruir las comunidades y los vecindarios étnicos al encarcelar una gran porción de la población sin tener ningún efecto en el nivel de crimen o la mejora de la seguridad pública. Davis argumenta que, con el advenimiento de prisiones privadas y el involucramiento de compañías privadas en el orden publico, el encarcelamiento de la población estadounidense se ha vuelto un negocio guiado por la necesidad de ser rentable y ha perdido la meta inicial de mantener el orden público.

Davis no esta sola. Tras el auge en incidentes de brutalidad policial y el aumento en la población encarcelada, la población ha comenzado a cuestionar las prácticas policiales. Al centro del debate está la teoría de las ventanas rotas, que estipula que si una comunidad tiene un edificio con una ventana rota y no la repara, los ciudadanos comenzaran a devaluar el área. Según la teoría, si la ventana sigue rota por un tiempo, el área caerá en desorden. Sin embargo, si la ventana es reparada rápidamente, el reparo de la ventana señalara a la comunidad que no se permite ese tipo de conducta. En términos de su aplicación en el orden público, la teoría de las ventanas rotas se ha utilizado para justificar el uso de sentencias severas por crímenes pequeños.

Uno de los ejemplos más famosos de la aplicación de la teoría de las ventanas rotas ocurrió durante los años 90 cuando el entonces alcalde de la ciudad de Nueva York Rudy Giuliani utilizó la teoría de las ventanas rotas para promover una estrategia rígida para vigilar las calles de la cuidad de Nueva York. Bajo la orden de Giuliani, el Departamento de Policía de la Ciudad de Nueva York se enfocó en arrestar a residentes por crímenes inconsecuentes como el grafiti, alteración del orden público, intoxicación publica y otros crímenes de orden público y propiedad.

Aunque hubo una disminución en crimen bajo la dirección de Giuliani, los críticos de la teoría de las ventanas rotas argumentan que las tasas de crimen cayeron en todas las partes de los EEUU gracias a la fortaleza de la economía estadounidense bajo el presidente Clinton en los años 90. Los críticos también resaltan que las practicas duras contra el crimen y de cero tolerancias se basan, con demasiada frecuencia, en estereotipos y prejuicios y acaban dañando desproporcionadamente a vecindarios pobres y vecindarios con minorías étnicas. Al enfocarse en penalizar crímenes de orden publico y crímenes de propiedad que suelen ser cometidos por miembros de comunidades de bajos ingresos la policía arrestó a muchos residentes de los vecindarios mas pobres de Nueva York. Según los críticos de la teoría de las ventanas rotas, si el Departamento de Policía de Nueva York se hubiera enfocado en la persecución de delitos de cuello blanco, hubieran observado niveles similares de crimen en las comunidades afluentes de Nueva York. De esta manera, los críticos de la teoría de ventanas rotas concluyen que lo único que Giuliani logró fue criminalizar la pobreza.

Preguntas éticas  

El Valle de Salinas es reconocido internacionalmente por sus exportaciones agrícolas. Sin embargo, los sueldos bajos de los trabajadores agrícola y los precios altos de alojamiento han causado muchos problemas en la ciudad.

El uso de cámaras automatizadas podría tener un efecto similar en la comunidad de Salinas. La ciudad calcula que la multa por cada violación de trafico emitida por las cámaras automatizas seria un poco menos de 500 dólares. El salario medio de un trabajador agrícola en Salinas es de $13.27 la hora. Un trabajador agrícola tendría que trabajar 37,68 horas (casi una semana completa) para cubrir el costo de una multa emitida por una cámara automatizada.

Como en muchas partes de California, los recursos financieros de los residentes de Salinas son estrechos. El año pasado, la cuidad de Salinas fue nombrada una de las ciudades menos asequibles del país según un estudio realizado por la Universidad Harvard. El estudio citó el alto costo de una casa en la ciudad de Salinas y los ingresos bajos como la razón para incluir a la cuidad más grande del condado de Monterey en su lista. El precio medio de una casa en Salinas es de $575.000. El salario medio para una familia en Salinas es $49.728 al año mientras que el salario medio para un individuo es $17.810. Las cámaras automatizadas podrían empeorar las condiciones financieras de los residentes de Salinas.   

En junio, el estado de Tejas prohibió el uso de cámaras automatizadas para aplicar leyes de tráfico por sospechas de que las cámaras fueron desproporcionadamente localizadas en vecindarios étnicos. Tejas se une a Maine, Mississippi, Montana, Nuevo Hampshire, Carolina del Sur, Dakota del Sur y Virginia Occidental como el séptimo estado estadounidense donde el uso de cámaras automatizadas es ilegal.

La decisión de añadir cámaras automatizadas en la cuidad es solo la última en una serie de decisiones cuestionables del Departamento de Policía de Salinas. Hace unos meses, el departamento recibió una donación privada, que la jefa de policía decidió utilizar para comprar chalecos reflectantes y distribuirlos a los residentes de Salinas con el fin de reducir la tasa de accidentes automovilísticos en la cuidad. La decisión fue altamente ridiculizada por los residentes de Salinas, los cuales interpretaron la decisión de la jefa de policía como un gasto imprudente y como evidencia de un conocimiento miope de los problemas de la ciudad. Aun más controversial ha sido la decisión del Departamento de Policía de Salinas de participar en el programa de reality show LIVE PD.

LIVE PD sigue a patrullas mientras vigilan las calles. Según el portavoz de la cuidad de Salinas, el Departamento de Policía de Salinas decidió participar en LIVE PD para promover transparencia y aumentar le conocimiento del publico sobre las acciones del departamento de policía al darle acceso al publico a las operaciones de los oficiales en sus tareas cotidianas. Sin embargo, residentes de la ciudad de Salinas han cuestionado si la participación de la ciudad de Salinas en el programa ha dañado más que beneficiado a la reputación de la ciudad. Según las voces disidentes, la participación de la policía de Salinas en LIVE PD promueve la idea de que la ciudad de Salinas es una comunidad al borde de la ruina.   

Asuntos financieros: la ciudad de Salinas tiene el presupuesto más alto en costos de policía de todas la comunidades del Condado de Monterey. Actualmente, la ciudad esta construyendo un nuevo edificio para el Departamento de Policía.

Es difícil ignorar el impacto financiero que las decisiones del Departamento de Policía de Salinas tienen en las vidas de los residentes de la ciudad. Actualmente, el presupuesto anual del Departamento de Policía de Salinas es de 52.699.786 dólares, más que los presupuestos de policía de las ciudades de Seaside, Monterey, Marina, Carmel, Soledad, Gonzales y Sand City combinados. Las acciones del departamento de policía de Salinas no solo afectan a los residentes que tienen interacciones directas con el departamento de policía sino afecta a todos los residentes que pagan impuestos. Si la ciudad de Salinas está verdaderamente preocupada por el bienestar de sus residentes y quiere reducir el numero de accidentes en la ciudad, quizás debería explorar otras maneras de reducir los accidentes automovilísticos e invertir sus fondos en proyectos para mejorar la infraestructura de la ciudad.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.