Las tres C de la delincuencia en Latinoamérica

Crimen, criptodivisa y corrupción 

Como el resto del mundo, los actores criminales de Latinoamérica han empezado a usar tecnología. Latinoamérica ya tenia redes de la delincuencia transnacional organizada y por eso una infraestructura criminal lista para la innovación tecnológica. Estos actores ilícitos de Latinoamérica siempre han necesitado un sistema de blanqueo de dinero para incorporar sus fondos en el sistema financiero mundial. Ahora, según un nuevo informe, están usando la criptodivisa. 

Las criptodivisas no son reguladas y este es un problema grande especialmente en Latinoamérica. Por desgracia, el crimen organizado está bien establecido en esta región y esta circunstancia les permite abusar de la corrupción generalizada del poder político en Latinoamérica.  Este problema se ha visto agravado por las criptodivisas, porque el sistema financiero tradicional tiene regulaciones y procesos de verificación comprehensivos, pero no puede decirse lo mismo de la criptodivisa.

Una nueva amenaza en esta área incluye la colaboración concreta entre piratas informáticos y organizaciones criminales como los carteles. Los piratas informáticos escriben código malicioso para sustraer fondos (de bancos y cajeros automáticos) y depositarlos en las cuentas bancarias de la organización criminal.   

Sin un marco regulatorio mundial, el problema de las criptodivisas y actores criminales continua y desafortunadamente empeora por causa de la innovación tecnológica. Sin embargo, los países de Latinoamérica pueden atenuar la gravedad del uso ilícito de criptodivisas, abordando el problema de la corrupción, en conexión con estas nuevas vías de financiación. No se puede resolver el problema del crimen y las criptodivisas sin frenar la corrupción. 

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.