El impacto del coronavirus en afroamericanas embarazadas

Todo el mundo está tomando medidas para desacelerar el coronavirus y adaptarse a un mundo con menos contacto humano. Los hospitales de EE.UU. están presentando la idea de no permitir visitantes, incluso parejas y doulas, en la sala de partos. Hay dos hospitales grandes en Nueva York que han comenzado con estos protocolos para prevenir más la propagación del virus.

Foto de Pixabay

Estos protocolos afectan a muchas personas que tuvieron un plan de parto, pero lo que da más miedo es el impacto potencial para los afroamericanos. Las mujeres afroamericanas en EE.UU. son de 2 a 6 veces más propensas a morir de complicaciones durante el embarazo, según al Journal of Perinatal Education. Además, estudios del Center for Disease Control muestran que el 60% de estas muertes son evitables. 

Uno de los motivos de estas tragedias es que los profesionales médicos no tienen educación suficiente sobre los riesgos para los afroamericanos, por ejemplo, su susceptibilidad a la hipertensión. Otra razón puede ser el prejuicio racial que existe durante sus cuidados médicos.

La mejor protección para los afroamericanos durante el parto es tener un defensor con ellos. Cuando una pareja, una doula, un pariente o un amigo está con la persona embarazada, puede actuar como defensor y asegurar que recibe el mejor cuidado posible. Sin esta persona a su lado, y con las horas largas que trabajan los profesionales médicos en este tiempo, hay más posibilidades para errores.

Con el estado de las muertes maternas en los afroamericanos y la posibilidad de infección de un virus que se propaga tan rápidamente, los trabajadores médicos tienen aún más retos a superar.

Foto de United States Africa Command

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.