La concienciación de la comida orgánica en Argentina

En California, tenemos un énfasis enorme en la comida que comemos: ¿De dónde viene la comida? ¿Es orgánica? ¿Se usaban las pesticidas en los campos dónde se cultivan los productos? Aunque estamos empezando a comprender los impactos de nuestra comida por el medio ambiente, el movimiento de la concienciación de la comida por nuestros cuerpos ya ha empezado. Quiero saber si este movimiento existe de algún modo en Argentina y cómo la gente y las organizaciones están promoviendo esas ideas.

http://www.zengardner.com/cry-for-argentina-the-devastation-by-gmo-soya/Movimiento Argentino para la Producción Orgánica es una sociedad civil sin fines de lucro de Buenos Aires que se enfoque en la promoción de los productos orgánicos de campesinos pequeños y que aspira a conectarles con las comunidades urbanas.

MAPO es un ejemplo de lo que está pasando hoy en día y aunque la idea de comer productos orgánicos no es nueva, la idea de comer productos como remedios y formas de mejorar la salud recién apareció en Argentina. Es de esta manera que el movimiento se ha creado y ya hay varios métodos de conseguir frutas y verduras orgánicas en centros urbanos.

Uno de los métodos es el Festival de Raíz en Buenos Aires. Esta celebración anual junta la comunidad para compartir y demostrar la pasión por este movimiento y todos sus impactos beneficiosos, ambos con salud personal y la salud de nuestra planeta. El festival incluye comida de todas formas hecho con ingredientes locales y ofrece información y talleres sobre cómo criar su propia huerta.

http://www.ecoosfera.com/2014/06/consumir-comida-organica-reduce-los-niveles-de-pesticidas-en-el-cuerpo/Organic-Foods-VS-Conventional-FoodsHay opciones para ir a ver el movimiento orgánico y hay opciones de quedarse en casa y recibir todos los productos orgánicos a tu puerta. Con la aparición de las ONGs como MAPO, ha sido una llamamiento para los proveedores a cercar la brecha entre los productores y los consumidores.

Una manera de establecer esta conexión es mediante el internet, que permite a los consumidores comprar estos productos con un precio un poco más alto pero con un servicio domicilio. Desafortunadamente hay algunos problemas con este tipo de servicio que desalientan clientes potenciales: tienen menos libertad a elegir cada fruta o verdura así mismos y entonces tienen menos control de la calidad de las que llegan a la casa, o para las personas quién les importa las emisiones de gases que vienen del transporte de los productos.

Teniendo en cuenta de lo bueno y de lo malo, lo más importante es que el movimiento está aumentando y alcanzando partes de Argentina que no ha hecho antes. Si el tercer país más rico de Latinoamérica está involucrado en el cambio desde comida convencional hasta comida orgánica y tiene el apoyo de varias ONGs y otros, no hay ninguna excusa para los países más ricos del mundo a la hora de fomentar cambios similares si nos importa el bienestar del planeta.

2 thoughts on “La concienciación de la comida orgánica en Argentina

  1. Me pareció muy interesante tu artículo. Me gusta la idea de contrastar el movimiento orgánico en los EE.UU con el de Argentina. Es interesante lo que mencionaste sobre la comida orgánica no siendo algo nuevo en Argentina pero el concepto de usar comida como un tipo de remedio es algo nuevo para ellos. Cuando pienso de las países en Sudamerica, pienso muchas veces en la cultura de Ecuador y allí ellos tienen los remedios tradicionales las cuales incluyen comidas, aguas aromáticas y diferentes hierbas dependiendo en lo que necesitas. Por ejemplo, se usa la hoja de coca para controlar la mal de altura o se usa el batido de tomate de árbol para adelgazar y estar de buena salud. Así es que para mi es interesante que los argentinos no usaban la comida como un remedio antes.
    Creo que la obra que el MAPO está realizando es importante no solamente para los consumidores argentinos pero más bien para los ciudadanos del mundo entero. Los movimientos orgánico promueven una buena práctica que es comer comida sana y evitar el uso de químicos es bueno para la salud de los seres humanos tanto como la tierra. Cuando me quedo pensando en mi experiencia en Ecuador pienso muchas veces en el costo de comida orgánica y comida sana que tiene un costo mucho mas barato que la comida rapida y congelada y es al revés aquí en los EE.UU. No debe ser así y como un país rico y desarrollado tenemos la obligación de cuidar la planeta y nuestra sociedad. si no promovemos el movimiento orgánico y otros movimientos que nos benefician no estamos siendo buenos guardianes de nuestro propio bienestar.

  2. Hola Danny!
    Muy interesante tu artículo! Yo también participé en un programa de comida local mientras vivía en Pennsylvania. Era tipo cooperativo comunitaria y cada semana fuimos al centro comunitario para recoger una canasta de comida que se había cosechada esa semana. Fue genial aunque en algunos momentos me cansaba del swiss chard jajaja.
    En todo caso, estoy de acuerdo con la importancia de este movimiento. Sé que hay un problema con “food deserts” en varias ciudades en los Estados Unidos. ¿Será igual en Argentina?
    Ah, y gracias por incluir los vínculos a los sitios externos! Has hecho una buena investigación.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.